SEE-HONDURAS

Sport - Deporte

Los Tiburones Blancos del PlatenseSPORT - DEPORTE 


Los "tiburones blancos" son el único equipo que consiguió su primer campeonato nacional apenas cinco años después de haber sido fundado... Lo que comenzó siendo un modesto equipo del barrio Campo Rojo que competía con sus rivales en el primer puerto de Honduras, terminó por convertirse en el máximo exponente del fútbol portño, sin mayor respaldo que el de un grupo de entusiastas ciudadanos amantes del deporte.


A partir de ESE GRAN momento, el objetivo del Platense fue estar entre los grandes en la Liga Nacional y en ese escenario Platense se encargó de protagonizar con el Olimpia el verdadero primer gran clásico nacional.


Al cumplir sus 45 años de fundación, el Club Deportivo Platense de Puerto Cortés tiene el mejor récord de crecimiento en el fútbol hondureño: fundado en 1960, tres años después fue campeón departamental de Cortés, luego se coronó campeón regional del norte (1963) e inmediatamente subcampeón nacional del fútbol amateur en 1964, para después ganar el primer campeonato de la Liga Nacional del Fútbol no Aficionado en 1965.


A Platense se le considera una extensión de otro gran equipo del puerto, LOS CUERVOS F.C. en el que nacieron grandes jugadores como el famoso portero Chino Hernández, el gran volante Richmond Brooks, Coco Urbina y Jorge Solís.


El Platense fue fundado el 4 de Julio de 1960, según la primer acta asistieron a la casa del señor René Paiz para fundar un nuevo equipo de fútbol las siguientes personas: René Paiz, Roger Riera, Roberto Mejía, Roosevelt Garbut, Manuel Flores, Héctor Sánchez, Rolando Méndez, Samuel Williams, Rodolfo Williams, Ricardo Fúnez , Julio Linares, Oscar Pineda, Raúl Betancourt, Francisco Maldonado , Humberto Dole, Rolando Zavala y Reginaldo Guevara.


Don Roberto Mejía tomó la iniciativa para formar el club, barajando los siguientes nombres de equipos internacionales para adoptar el propio: Banfield, Magallanes, Leyland y Platense, habiendo gustado este último, el que fue escogido por mayoría.
 

El Platense de Puerto Cortes
Platense era el nombre de un famoso club argentino que ese año había campeonizado. El primer presidente del Platense fue don Roberto Mejía, quien vive actualmente en el puerto. De los fundadores, varios fueron jugadores del primer equipo: Roosevelt Garbut, Rolando Méndez, Raúl Betancourt, Humberto Dole y Ricardo Fúnez.




ARRANQUE IMPRESIONANTE DEL PLATENSE Desde su primer año, el Platense avasalló a sus rivales de la localidad, incluso a su más enconado adversario el PORVENIR F.C. de los barrios La Laguna y El Porvenir, en el que militaron los parientes de Wilmer Neal Velásquez.


A los tres años de haber sido fundado, el Platense le había ganado ya la partida a los clubes sampedranos tradicionales Marathón, España, La Salle e Independiente y los limeños Hibueras y Sula, convirtiéndose en campeón departamental de Cortés.


En 1964, el Platense se coronó campeón regional del norte venciendo a los poderosos clubes Vida de La Ceiba y Honduras de El Progreso, con lo cual ganó el derecho a disputar el último campeonato nacional del fútbol amateur frente a los merengues del Olimpia. No pudo cumplir su objetivo porque el Olimpia, ya para entonces, era un equipo fuera de serie en el ámbito nacional dirigido por el brasileño Marinho Rodríguez. Perdió el partido decisorio en el estadio Morazán con marcador 1-0.
 Futbol Club Platense


SU PRIMERA PRUEBA DE FUEGO: EL CAMPEONATO REGIONAL Para 1964 se habían incorporado a la directiva del Platense una pléyade de dirigentes porteños entre ellos: don Samuel Medina, don Humberto Soriano Aguilar, Judá Guzmán Fúnez, David Menjívar Jiménez, Mario Enrique Prieto, Ricardo García Paiz, German Guzmán, Danilo Rodríguez, Luis Villalobos , Austin Beaumont y otros, que vinieron a insuflar recursos económicos y apoyo logístico al equipo.


Para entonces el Platense había sido bautizado por el legendario cronista deportivo Juan Leonardo Alvarado de diario La Prensa, como "Los Tiburones Blancos".






Enter a Domain Name - Busque Su Nombre Dominio Red Aqui, Barato:
www.








Jesús VéPlatense soccer clublez Banegas, que residía en ese tiempo en el puerto, se convirtió en un activo secretario de Relaciones que inundaba las emisoras locales y los programas deportivos sampedranos con boletines del Platense.


El equipo tiburón se había convertido en un "boom futbolístico" en apenas cuatro años de haber sido creado. Se contrató los servicios del entrenador Carlos Padilla , que regresaba de dirigir al Águila de San Miguel, El Salvador, y desde su llegada la fisonomía del cuadro escualo se transformó.



Su primera prueba de fuego fue el campeonato regional, en el que eliminó a los equipos más poderosos de la costa norte de entonces: el Vida de La Ceiba y el Honduras de El Progreso. Eso le valió saltar a la gloria balompédica de disputar el último campeonato del fútbol amateur regido por la desaparecida Federación Nacional Deportiva Extraescolar de Honduras, nada menos que frente a los melenudos del Olimpia, coronado campeón centroamericano y de México y considerado el amo del fútbol hondureño en esos años.



A finales de ese año comenzó el movimiento en torno a la creación de la Liga Nacional de Fútbol no Aficionados, con categoría semiprofesional, proyecto que se concretó en San Pedro Sula en el viejo edificio Lara, liderado por los dirigentes más conspicuos del fútbol costeño de aquel entonces: Jorge MacCarthy, Alfredo Buezo, Carlos Velásquez y René Handal de El Progreso y Humberto Soriano Aguilar en representación del Platense. Naturalmente con delegados de varios equipos de la capital encabezados por el Club Olimpia, secundados por Troya, Motagua y Atlético Español Glidden.


A finales del 64 la Liga Nacional era un hecho y aunque la estructuración de las bases del organismo tardó varios meses, para Junio de 1965 el proyecto estaba listo para empezar a funcionar. A principios de Julio de ese año la Liga Nacional anunció el comienzo de su primer campeonato y esta fue la primera jornada múltiple celebrada el Domingo 18 de Julio:
 
En Tegucigalpa Olimpia vrs Marathón
En San Pedro Sula España vrs Troya
En La Ceiba Vida vrs Motagua
En El Progreso Honduras vrs Atlético Español Glidden
En Puerto Cortés Platense vrs La Salle de S.P.S.
(Todos los partidos se jugaron a las tres de la tarde)



El Platense, dirigido por Carlos Padilla , comenzaba su primera gran empresa y los precios de esa tarde, Domingo 18 de Julio, en el Estadio Excélsior de Puerto Cortés fueron los siguientes: Sombra Lps. 2.05, Tendido Popular Lps. 1.05; los niños media paga en ambas localidades. Ese año, Platense se coronó primer campeón del fútbol seEl Platense de Hondurasmiprofesional de la Liga Nacional no Aficionado.


Allí arrancó su historia grande, apenas cinco años después de haber sido fundado, un logro que ningún otro equipo hondureño ha conseguido.


A partir de ese momento, el objetivo del Platense fue estar entre los grandes en la Liga Nacional y en ese escenario Platense se encargó de protagonizar con el Olimpia el verdadero primer gran clásico nacional. De su fundación datan ya 45 años y de su primer campeonato nacional hace 40 años. Parece que fue ayer, porque 45 y 40 años no es nada!


A lo largo de cuatro décadas, Platense ha sido considerado por los expertos en la materia, aficionados y cronistas deportivos, como el quinto más grande del fútbol hondureño... Este es el resultado del trabajo de un grupo de dirigentes que llevan al Platense en la sangre y en el corazón..


En la década ochenta una nueva pléyade de dirigentes encaró los destinos del Platense. Los hermanos Selim y Jorge Canahuati, Mario Sierra y Nabil Khoury entre otros, asumieron la responsabilidad de dirigir a los tiburones blancos. Comenzó la era de las ligas menores y el Platense se cundió de jóvenes valores que más tarde, una vez convertidos en grandes figuras, engrosaron las filas de otros clubes.



Selim y su hermano Jorge vieron cumplidos sus sueños cuando siendo apenas adolescentes eran llevados por el dirigente Luis Villalobos al campo de entrenamiento del Platense, ubicado entre los famosEquipo de Futbol Platenseos barracones del barrio Campo Rojo. Apegados al club, los hermanos Canahuati han estado dispuestos para ir en su rescate en los momentos más difíciles. Con ellos ha estado Mario Sierra , quien ha saboreado las últimas conquistas del equipo





Platense le apuesta a la reconversión

En medio de la crisis económica de la cual el fútbol hondureño no escapa, el Platense ha decidido hacerle frente a la recesión para agenciarse recursos frescos. Hoy, el club “escualo” le apostó a la reconversión y ha pasado a ser una Sociedad Anónima. Selim Canahuati, directivo de los “Tiburones Blancos” y uno de los actuales pilares económicos de la institución, señaló que “la verdad es que se tuvo la respuesta de un buen número de aficionados de Platense a nivel nacional para conformar esta sociedad, pero lo que está claro y resulta lamentable es que, en los últimos dos o tres años, el aficionado se ha retirado de los estadios y particularmente, a nuestro equipo eso lo afectó”.
 


El efecto negativo de la “no presencia” de aficionados lo sintió Platense, antes que los demás equipos, porque aún cuando ocupaba los primeros lugares y desplegaba el fútbol más bondadoso que se ha visto en muchos años, su afición no llegaba en número suficiente al estadio.

Platense soccer club

“En lo deportivo, está claro que Platense prácticamente vio frenada esa época dorada por la que atravesó el equipo en la década del 90 e inicios de este siglo, porque en nuestro país, todo es diferente y no se le comunica a la Liga Nacional de parte de la Federación que ya estaba por entrar en vigencia la ley del Estatuto del Jugador”, deploró el dirigente, mientras aclaraba que la ley no es mala. Por el contrario, “es correcta sobre todo para las aspiraciones de los jugadores, porque los protege, pero si hay un equipo al cual perjudicó fue al Platense”.


Y no es para menos: en término de un año los “Tiburones” pierden prácticamente a más de 20 jugadores de primera línea ya que, de la noche a la mañana, quedan libres. Según Canahuati, sino hubiese sido así, hoy se estaría hablando de una dinastía en el fútbol hondureño, pero “perdimos jugadores de primera línea, digamos que 11 de ellos pasaron a ser parte del Olimpia, cinco o seis pasaron al Real España, otro tanto al Marathón y Motagua y algunos juegan en el exterior”.



Para ello, los “escualos” tratan de repuntar y, sobre todo, de apuntalar sus fuerzas básicas brindando todo el apoyo que se merece la división inferior del querido equipo porteño. Obviamente, expresa Canahuati, para ello se requiere de una estructura propia. “Aquí, no solamente se pretende acrecentar los dotes futbolísticos del jugador sino lograr que se desarrolle de manera integral la formación de la persona... esto conlleva una educación que le sirva para un futuro posterior a su carrera como deportista”.


El tiempo sigue incontenible su camino y los “Tiburones Blancos” están tratando de recuperar el tiempo perdido que le provocó al Platense el Estatuto del Jugador. “Todo va por buen camino contando con elementos como Jorge Canahuati, actual presidente del equipo, Mario Sierra , Eduardo Ramos , padre e hijo, Alan Ramos, el alcalde Marlon Lara y Eduardo Ramírez, quien ha sido pieza vital en la administración del equipo en Puerto Cortés... son personas que merecen nuestro reconocimiento”, acota Canahuati.
 


El Platense, puntualizó, “debe ser un semillero y al mismo tiempo un protagonista permanente porque ya tiene muchos seguidores a nivel nacional”. Desde esa perspectiva, “nosotros estamos orgullosos porque Platense ya tiene una imagen nacional interesante y consolidada pero el reto es mantenerse y superar ese número de aficionados que tenemos en la actualidad”. Así, el ingeniero Canahuati recomendó a la afición que es “indispensable brindar todo tipo de apoyo a la institución y hacer acto de presencia en los estadios, ya sea en las buenas y en las malas”.


Puerto Cortés es el apellido del Platense

Por su parte, Mario Sierra , presidente del Instituto Municipal de Deportes de Puerto Cortés, se muestra optimista del futuro del equipo de sus amores. “Para la afición en general, creo que es importante un equipo que genera buenas expectativas y es muy saludable que cuadros como el nuestro participen en los torneos de Liga Nacional... para Puerto Cortés es la representación de la ciudad, es el patrimonio nuestro y eso nos lo han transmitido nuestros padres y ahora le hemos dado seguimiento de todo corazón”.
 

Platense soccer club
Nada le borra la sonrisa de los labios a don Mario Sierra , cuando se refiere a las diferentes actividades del Platense y a las expectativas de la población por lograr un nuevo campeonato. “Hacer referencia de un equipo tan querido como el nuestro es el quehacer del porteño en la parte deportiva... eso es un 100 por ciento orgullo de nosotros y Puerto Cortés es el apellido del Platense”, enfatiza orgulloso.



“Trabajar por el Platense no es ninguna carga, más bien es una satisfacción. Si bien es cierto, todo resulta en una presión económica porque desgraciadamente el fútbol es una industria, todavía falta mejorar algunos aspectos de la actual estructura y ahora van a empezar a verse los resultados como en otros países más avanzados”, destacó el empresario porteño, al señalar el crecimiento futbolero de sociedades más adelantadas como la europea o los sudamericanos.

“En este medio, hay tres elementos que son fundamentales, el primero es dinero, el segundo dinero y el tercero también es dinero para poder hacer lo que uno quiere”. Y es que hace tiempo, Sierra se convenció de dedicar parte de su trabajo a ayudar en nobles causas y el deporte es una de ellas.


La labor ha superado las expectativas de los más conservadores. “Hemos logrado a través del fútbol rescatar a grupos de pandilleros en zonas vulnerables... los patronatos de estas comunidades se han convertido en responsables de las obras físicas y ahora son celadores porque el instituto no dispone de recursos ni de personal para ejercer esa gestión”.


Y es que, aparte del fomento de la obra física, también se ha fundado la Escuela de Fútbol, la cual ha trascendido más allá
de las fronteras locales porque de sus filas han surgido figuras porteñas de la talla de “Rambo” León y Edgard Álvarez, entre otros. Otros, quizá no tuvieron la misma oportunidad en las “canchas”. No obstante, hoy son destacados estudiantes y muy buenos profesionales porque eso es lo que se les inculca en nuestra institución.
 


“Aparte de enseñarles fútbol, los muchachos tienen que traer sus notas y hay unos 300 niños que participan de esas ventajas”, relató Sierra, quien se despidió con un mensaje contundente: “Sigamos apoyando al fútbol y al deporte porque este tipo de actividades genera positivismo en los habitantes”.

“El Platense ha pasado por situaciones difíciles y ha logrado superarlas” Roberto Mejía, primer presidente del Platense
Tiburones Blancos del Platense

 

 

¿Cómo surgieron los “Tiburones"? “Por ese tiempo ya no existían equipos de fútbol mayor en Puerto Cortés, el último que había estado se había desintegrado y desapareció y fue así que un grupo de muchachos siguió practicándolo, como un hobbie grato, en una cancha que también desapareció”, contó Mejía. Cuando un amigo común le planteó la posibilidad de formar un equipo a los inquietos jugadores y los puso al tanto de la actividad del entonces muchacho de 21 años, es decir, Roberto, él nunca imaginó que las cosas ocurrirían tan rápido.


“Sacamos una lista e hicimos una convocatoria un lunes 4 de Julio de 1960... todos llegaron muy atentos, eran como 40 en una casita que tenía la Tela Railroad Company aquí y ese mismo día, a las siete de la noche, se decidió formar el equipo". El siguiente paso fue un sorteo para bautizar al nuevo club.


“Casi todos eran nombres de equipos argentinos porque aquí circulaba mucho la revista de fútbol El Gráfico y nosotros vimos el de Platense, nos gustó, sobre todo por sus colores blanco y verde... se puso a votación y por mayoría quedó estipulado que así se nombraría”.

 
Desde su creación, el “Tiburón Blanco” empezó a enfrentarse burocráticamente con equipos de los alrededores del puerto e, incluso de San Pedro Sula . “Desde allí venían a jugar con nosotros solamente por invitación porque, hasta esa fecha, desde 1960 hasta 1962 no nos habíamos inscrito en ninguna liga ya que tampoco existían en Puerto Cancha deportiva El ExcelsiorCortés”, explicó. Lo cierto es que, con el nacimiento del Platense, vino al mundo la Liga Porteña que actualmente funge en la categoría de Amateur en Primera y Segunda División.


“Así decidimos participar en los torneos que tenía en aquel tiempo el fútbol amateur que era la Federación Deportiva Preescolar , porque no existía la FENAFUTH y lo hicimos como equipo federado”, manifiesta don Roberto.



Las palabras dichas por Mejía, la noche del 4 de Julio de 1960, fueron proféticas: “si nosotros nos proponemos podemos llegar a ser algo grande” y, no cabe duda que el tiempo le ha dado la razón. “En cinco años Platense llegó a lo que nunca un equipo en Honduras había logrado, fuimos campeones locales, departamentales, subcampeones nacionales y campeón nacional en el 65... este fue el primer campeonato de la Liga Nacional ”, reiteró, al mencionar el rápido recorrido “selacio” por las canchas nacionales.



“Nunca voyPlatense de Honduras a olvidar cuando el Platense fue campeón amateur y gana el título jugando en El Progreso contra el Real España... todavía no había Liga Nacional y se impone a nivel nacional, pero la Federación dijo que no se lo podía reconocer como máximo líder porque tenía que disputar nuevamente la corona, a tres juegos con el Atlético Indio, que había ganado el campeonato de primera división amateur”, recuerda.
 


Para declarar campeón al Platense se vivió una verdadera odisea. “Resulta que también debía ser máximo líder del amateurismo y de la otra liga nacional... los tres juegos se hicieron en El Progreso con el Atlético Indio que había resultado campeón en Tegucigalpa y de ahí salimos airosos con dos empates y un gane, así nos declararon Campeón Nacional”, dijo con fervor. “El Platense ha pasado por situaciones bien difíciles y ha logrado mucho”.

 

 
                                                                                   

 

 

 

 Public Transportation
CITY PUBLIC TRANSPORTATION